El Instituto Cervantes se incorpora al Consejo Rector del CNLSE

  • El CNLSE publicó la página web de CORLSE e inicia los trabajos relativos al diseño de la gramática y de un repositorio colaborativo de terminología especializada en lengua de signos española
  • Se destaca la importancia del próximo Reglamento de la Ley 27/2007 para el ejercicio de los derechos humanos de las personas sordas y sordociegas

El Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE), centro asesor y de referencia en lengua de signos española del Real Patronato sobre Discapacidad, ha celebrado este martes la reunión de su Consejo Rector para dar a conocer los resultados obtenidos durante el año 2020, y presentar la propuesta de actividades para este 2021, en materia de investigación, fomento, difusión y buen uso de la lengua de signos española. 

 

La reunión ha estado presidida por Jesús Martín, director del Real Patronato sobre Discapacidad, quien dio la bienvenida a nuevos miembros del Consejo Rector del CNLSE como Carmen Noguero, Secretaria General del Instituto Cervantes, y Francisco J. Trigueros, presidente de FASOCIDE. Les han acompañado Purificación Llaquet, Subdirectora General de Cooperación Territorial e Innovación Educativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional; Francisco Javier Rebollo, Subdirector General de Diálogo Civil de la Dirección General de Derechos de las Personas con Discapacidad; y Francisco Dávila, Consejero Técnico del Real Patronato sobre Discapacidad. Por parte de las entidades representativas de las personas sordas y sordociegas, se ha contado con la presencia de Concha Díaz, presidenta de la CNSE y su Fundación; José Luis Aedo, presidente de FIAPAS; y Raquel Alba, de FOAPS.

Durante la celebración del Consejo Rector del CNLSE, el director del Real Patronato sobre Discapacidad ha afirmado que “la inclusión y el bienestar de las personascon discapacidad deben estar en la ley, porque es la mejor fórmula para blindar sus derechos y porque ofrece seguridad jurídica en caso de incumplimiento. Esta será premisa que presidirá el Reglamento de la Ley 27/2007, una norma que pondrá a la personas sordas y sordociegas y a sus familias en el centro para puedan elegirlo todo, porque en el ejercicio de los derechos humanos todo suma”.


Acceder a la noticia completa.
Nota de prensa
disponible en PDF.
 

Acceder a más noticias.